Ejercicio recomendado en daño del sistema vascular y pie diabético

Todas las personas con diabetes saben o deberían saber de las diferentes complicaciones que se pueden desarrollar asociadas a los años de evolución de la enfermedad. En este caso me ocuparé de explicar los daños en el sistema vascular y el pie diabético. Y cuál es la actividad deportiva recomendada para prolongar la aparición de esta complicación y, en el caso de padecerla, qué precauciones se tiene que tener en cuenta para poder disfrutar de un programa de entrenamiento sin restricciones ni preocupaciones.filogenia del sistemka circulatorio arterial

SISTEMA VASCULAR

Para conocer bien el problema es importante conocer, aunque sea mínimamente, la función y anatomía. El sistema vascular, compuesto por vasos sanguíneos encargados de abastecer a las células de oxígeno y nutrientes, se pueden clasificar en dos tipos, sistema macrovascular o central, que afecta a grandes vasos como las arterias y venas principales del organismo, y sistema microvascular, que puede ser interno (irrigando a órganos) o periférico (irrigando musculatura y piel). Éste está constituido por pequeños vasos como vénulas, arteriolas y capilares, que se encargan de que llegue sangre, nutrientes y oxígeno a todas las células del organismo.

Haciendo un símil sobre logística podríamos comparar que el sistema macrovascular correspondería a autopistas, autovías y carreteras nacionales, mientras que el microvascular serían carreteras comarcales, locales, circunvalaciones y demás caminos practicables.

Las lesiones macrovasculares se denominan macroangiopatías y se producen cuando las arterias se estrechan, principalmente se producen en las arterias coronarias pudiendo provocar accidentes cardíacos. La estrechez en las arterias de las piernas puede dar como fruto dolor en las pantorrillas al caminar. La diabetes aumenta el riesgo de cardiopatías y accidentes vascular cerebral, en el que un 50% de los pacientes con diabetes sufren ataques fatales de estas complicaciones.

La lesiones microvasculares las conocemos como microangiopatías y se producen por un efecto contrario al anterior, las paredes del vaso sanguíneo se engrosan produciendo un sangrado y la consiguiente disminución del flujo sanguíneo periférico. Esta dolencia puede afectar a las extremidades, a la retina (retinopatía diabética) y a los riñones (nefropatía diabética).

 

PIE DIABÉTICO

El pie diabético es una combinación de neuropatía de los pies junto con una reducción del flujo sanguíneo periférico que incrementa el riesgo de úlceras en los pies y, en última instancia, la amputación de la zona afectada. Por esta razón, es esencial que las personas que padezcan diabetes tengan un cuidado especial y específico de sus pies.

Es importante remarcar que no hay que confundir “pie diabético” con el pie de una persona con diabetes, ya que no todas las personas con diabetes desarrollan esta complicación y que depende, en gran medida, del control que se tenga de la enfermedad, de los factores propios y ambientales de cada paciente. En definitiva, de la evolución propia de la patología de cada persona.

3

Por ello, es importante que la persona con diabetes tenga un cuidado especial y específico de sus pies. Entre otros aspectos, estas personas han de tener especial control en la higiene, hidratación, las uñas, calzado y protección de sus pies. El equipo sanitario se encarga de explicar y enseñar a cada paciente resolviendo todas las dudas que le surjan a las personas con diabetes.

 

ACTIVIDAD FÍSICA RECOMENDADA

Antes de empezar un programa de entrenamiento, debes tener en cuenta ciertas recomendaciones. En este enlace te muestro aquellas hechas por la Asociación Americana de Diabetes (siendo ADA las siglas en inglés) en conjunto con el Colegio Americano de Medicina Deportiva (siendo ACSM las siglas en inglés).

En aquellas personas que tengan afectado el sistema microvascular periférico, se recomienda extremar la precaución en aquellas actividades en las que intervengan las extremidades inferiores con una intensidad que no provoque dolor en las piernas ya que estarán condicionadas al grado de isquemia y el posible desencadenamiento de dolor estará provocado por la claudicación intermitente. En ausencia de otras contraindicaciones o limitaciones, un programa de ejercicio físico basado en caminar constituye un elemento terapéutico de la claudicación intermitente, ya que mejora la circulación colateral y el metabolismo muscular. En general, debe recomendarse caminar en zonas planas a un ritmo y durante un tiempo que eviten la aparición de la claudicación.

images (2)

Tanto las personas con pie diabético como aquellas con afección del sistema microvascular necesitan extremar los cuidados de los pies para la práctica del ejercicio. El paciente debe revisar frecuentemente los pies. El calzado es de vital importancia, usando zapatillas específicas para cada actividad, además de su limpieza, revisión diaria, etc. Evitando actividades que impliquen golpes o impacto en los pies, ya sea de forma constante o intermitente. Se recomienda practicar deportes como natación, ciclismo, patinaje*, senderismo*, remo, bailes de salón* o escalada*.

*Estas actividades deberían realizarse con precaución debido a la opresión que el calzado puede provocar durante la actividad y/o por la duración de la misma.

Cuando existe afección del sistema macrovascular, puede existir riesgo de afección cardíaca, por lo que se aconseja realizar una prueba de esfuerzo que descarte cualquier anomalía. A quienes se les hayan detectado problemas cardiovasculares deben hacer ejercicio en un ambiente supervisado por profesionales médicos y del deporte, en el que sea posible la monitorización de la frecuencia cardíaca. En estos casos, el programa de ejercicio deberá contar con ejercicio aeróbico de baja intensidad, e incrementarse de forma lenta y progresiva. Debe realizarse periódicamente un test de esfuerzo para examinar, si existiese, el umbral de isquemia y la evolución del nivel de condición física, de tal modo que el ejercicio pueda hacerse a un más bajo nivel para minimizar riesgos de eventos cardiovasculares o arritmias. El entrenamiento con cargas elevadas está contraindicado debido al excesivo sobreesfuerzo que se impone al corazón y al árbol vascular.

 

REFERENCIAS

American College of Sports Medicine & American Diabetes Association (1998) Ejercicio y Diabetes Mellitus, Medicine & Science in Sports & Exercise, Volumen 29, Número 12.

Colberg S. (2014) Prescribing Exercise, American Diabetes Association.

López Chicharro, José, Luis Miguel López Mojares (2008) Fisiología clínica del ejercicio. Madrid, Panamericana.

Sociedad Española de Diabetes (2006) Diabetes y ejercicio, Ed. Mayo, Barcelona.